2-5. Diseño de una Webquest – parte 4

5. Diseñar el proceso

El proceso es el conjunto de pasos que deben dar los alumnos para realizar la tarea. Para ello accederán a los recursos online y offline que les hemos preparado o seleccionado y pasarán por tres momentos clave de toda webquest: la recepción, la transformación y la producción de nueva información. A fin de ayudarles en dichos momentos clave, se diseñarán las ayudas o andamiajes necesarios para poder llevar a cabo la tarea.

Dodge sugiere que para diseñar el proceso de una webquest es necesario tener en cuenta dos factores fundamentales:

  • Las características, edad y experiencia previa de los alumnos:¿tiene experiencia en colaborar entre sí en tareas de investigación? ¿saben organizarse el trabajo? etc., y
  • La propia naturaleza del tema: ¿es controvertido?, ¿cómo se “trabaja” en el mundo adulto no-escolar, este tema? ¿es “cotidiano”?, ¿se vive “en la calle” o solo está “en los libros”?.

En la fase del proceso debemos definir qué tipo de transformación de la información buscamos: pedir a los alumnos que diseñen, decidan, juzguen, etc. Además, definir los roles que los alumnos tendrán que desempeñar procurando que sean equitativos y que todos impliquen utilizar recursos en Internet.

Otro aspecto importante de esta fase es la búsqueda de los recursos que necesitamos teniendo en cuenta los criterios de “origen”, “contenido” y “estilo de la página”. También se pueden emplear otras fuentes de información (libros, encuestas, etc…).

6. Desarrollar las páginas del profesor y “pulir” detalles

El siguiente paso en el diseño es crear la guía didáctica o “páginas del profesor”. En esencia tienen una estructura similar a las de los alumnos con dos salvedades:

  • Su destino es la publicación en la Internet y su audiencia son otros docentes que quieran utilizar nuestra webquest, por tanto el estilo y los contenidos son un tanto diferentes.
  • Hay tres páginas más, dedicadas a las características de los alumnos, a los objetivos curriculares que se pretenden conseguir con la actividad y los recursos online y offline necesarios.

Las páginas del profesor son las siguientes:

  • Inicio
  • Introducción
  • Alumnos
  • Estándares
  • Proceso
  • Recursos
  • Evaluación
  • Conclusión
  • Páginas de los alumnos (vínculo a las páginas de los alumnos)
  • Créditos (común con la de los alumnos)

6.1. Inicio

Similar a la de los alumnos.

6.2. Introducción

Puede empezarse con un párrafo que describa el origen de la unidad didáctica. En el segundo parágrafo deberíamos describir brevemente el tema sobre el que trata la webquest para una audiencia de otros profesionales de la enseñanza.

6.3. Alumnos

Aquí debe incluirse información sobre el nivel y curso para el que va dirigida la webquest. Si la actividad puede extenderse fácilmente a otros niveles y alumnos, también hay que mencionarlo.

6.4. Objetivos curriculares

Deben incluirse los resultados educativos esperados de manera sucinta. Aquí podemos usar el “lenguaje curricular” (conceptos, procedimientos y actitudes) de los estándares vigentes. Además, se debería describir qué clase de pensamiento y habilidades son potenciadas por la actividad.

6.5. Proceso

Es el mismo que para los alumnos pero incluyendo brevemente cómo está organizada la actividad: cuantas sesiones son necesarias, si es interdisciplinar o multidisciplinar, etc. También se pueden incluir los criterios relevantes para formar grupos de estudiantes, si es posible que haya problemas tecnológicos, organizativos, etc. Indicar qué habilidades se requerirán del profesor, si la actividad está diseñada para un aula con un único ordenador o varios, si hay formas de cambiar la manera de llevar a cabo la actividad en diferentes situaciones, etc.

6.6. Recursos necesarios

Se describen qué recursos son necesarios para desarrollar la actividad en el aula. Algunas de las posibilidades son:

  • Libros o fichas.
  • Cuentas de correo electrónico para los alumnos.
  • Software específico.
  • Hardware específico.
  • Material específico de referencia en el aula o la biblioteca del centro.
  • Material videográfico o fonográfico.

Si la actividad hace un uso abundante de sitios web, es apropiado listarlos, describirlos incluyendo URLs aquí. También debe tratarse sobre los recursos humanos necesarios.

6.7. Evaluación

Aquí se debería describir qué dimensiones se analizaran de los productos o procesos de los estudiantes y cómo lo evaluará. Este apartado, naturalmente, debe estar estrechamente relacionado con los objetivos citados más arriba y con la rúbrica de evaluación de los alumnos.

6.8. Conclusión

Se debe describir brevemente el valor de la actividad y la importancia de los conocimientos, habilidades, valores y actitudes cuya adquisición se pretende. Algo así como su relevancia e interés.

6.9. Créditos y Referencias

Esta página es la misma que la de los alumnos.

El penúltimo paso en el diseño de una Webquest es refinar los aspectos estéticos de las páginas web y pulir los detalles: revisar los vínculos, las plantillas que utilizaremos y los otros recursos, asegurarse de que todos los problemas previsibles están solucionados (acceso a la red, medios materiales, etc.) y…

7. Probarla…y revisarla

Finalmente, una webquest debe probarse con alumnos reales en contextos reales. Es la única manera de saber si funciona o no. De hecho, una excelente webquest, a primera vista, puede que no “funcione” con cierto tipo de alumnos. Pueden surgir problemas diversos: lenguaje demasiado complicado, tareas poco realistas para la capacidad de los alumnos, nivel demasiado elemental y poco estimulante intelectualmente, etc. Después de varias “ediciones”, con las correspondientes modificaciones, fruto de la experiencia, una webquest responderá realmente a nuestros objetivos y posibilidades. Y siempre será mejorable.