La evaluación centrada en competencias y las matrices de valoración

Para llevar a cabo una evaluación centrada en competencias se recomienda emplear la valoración auténtica.

Se llama Valoración Auténtica o real, al proceso evaluativo que incluye múltiples formas de medición del desempeño de los estudiantes. Estas reflejan el aprendizaje, logros, motivación y actitudes del estudiante respecto a las actividades más importantes del proceso de instrucción (Callison, 2002).

El estudiante hace, crea o produce algo, para cuyo desempeño debe desplegar un conjunto integrado de conocimientos, destrezas, habilidades y actitudes (competencias) y el profesor evaluará el proceso y/o el resultado mediante una escala absoluta (no relativa según el grupo de referencia). Las actividades propuestas deben ser reales y relevantes en el mundo laboral.

Para este tipo de evaluación se definen la/s competencia/s y los niveles de logro o desempeño que se consideran adecuados para la superación de la tarea o demostración de la aplicación de la/s competencia/s.

Este tipo de evaluación integral incluye valoraciones de desempeño (cualquier forma de evaluación en la cual el estudiante construye una respuesta en forma oral o escrita), valoración de portafolios (recopilación sistemática, durante un período de tiempo determinado, de trabajos del estudiante a través de los cuales se analiza el progreso alcanzado respecto de los objetivos) y la auto-evaluación (el estudiante auto-regula su aprendizaje y se responsabiliza de evaluar su propio progreso, guiado por el profesor, quien aporta retroalimentación sobre los logros y progresos del estudiante). El nuevo paradigma educativo centrado en los procesos de enseñanza implica un papel activo y responsable por parte del alumno, por lo que la evaluación se presenta como una actividad más dentro del proceso de enseñanza.

Ejemplos de evaluaciones auténticas son los portafolios, informes, memorias, técnicas de observación, ejercicios, trabajos de investigación, exposiciones orales, etc.

Este tipo de evaluación requiere que el profesor evalúe el desempeño del alumno mediante el desarrollo de competencia/s. Para lo cual se definen los criterios de valoración y la escala de puntajes mediante una matriz de valoración.

Una matriz de valoración es un listado del conjunto de criterios, definidos de manera precisa en términos de lo realizado realmente por el estudiante, que permiten valorar la/s competencia/s y aprendizajes conseguidos por el alumno. Para ello se establecen distintos niveles de calidad de cada uno de los criterios. 

Realizar este tipo de matrices ayuda al profesor a especificar claramente qué espera del estudiante y cuáles son los criterios con los que se van a calificar un objetivo previamente establecido, el trabajo de investigación, la ponencia, el diario de investigación, etc.

Es recomendable que el profesor comparta con los alumnos los criterios que se evaluarán en la matriz. De este modo, como señala Eduteka (2002):

  • Se clarifican cuáles son los objetivos acordados y de qué manera pueden alcanzarlos los estudiantes
  • Permite que los estudiantes conozcan los criterios de calificación con que serán evaluados
  • Permite que el estudiante evalúe y haga una revisión final a sus trabajos, antes de entregarlo al profesor.
  • Facilita la auto-evaluación al contar el estudiante con indicadores que le ayudan a descubrir sus carencias y, por tanto, aplicar los correctivos necesarios, y al proporcionar retroalimentación sobre sus fortalezas y debilidades
  • Promueve la responsabilidad del estudiante

Creación de la matriz de valoración

Para cada una de las actividades propuestas el profesor desarrollará una matriz de valoración, para lo cual deberá establecer con claridad los objetivos, desempeños, comportamientos y/o competencias que desea evaluar en cada una de las actividades (1). A continuación, se diseña la escala de calidad o niveles de desempeño que puede alcanzar el alumno (2). Por último, se describen lo más detallado posible los criterios de desempeño específicos que se emplearán para cada aspecto a evaluar (3).

Matriz de valoración

Matriz de valoración

 Existe una herramienta gratuita online, “Rubistar”,  que puede ayudar a los profesores  a realizar este tipo de matrices de valoración y que permite analizar los resultados de la misma. Para más información o registro puede consultarse: http://rubistar.4teachers.org/


[1] CALLISON, D. (2002) Valoración auténtica, Eduteka. Recurso online, consultado en abril de 2010 – http://www.eduteka.org/Profesor13.php


[2] EDUTEKA (2002) Matriz de valoración, Eduteka. Recurso online, consultado en abril de 2010 – http://www.eduteka.org/MatrizValoracion.php3